Bolivia: un país mágico.

Antes de empezar esta lectura del por qué deberían visitar Bolivia, les invito a ponerle “play” a esta canción, que es una de las que más me gustaron durante mis viajes al altiplano boliviano, y así pueden tener una introducción a los ritmos más sonados de ese bello país.

El punto de partida de esta aventura es en La Paz, la capital política más alta del mundo (3.625 msnm), un lugar asentado en un valle rodeado de altas montañas, lo que hace de esta ciudad un gran atractivo visual, especialmente si se la observa desde los miradores de El Alto (4.090 msnm), lugares a los que se accede fácilmente gracias al sistema de transporte aéreo público denominado “Mi Teleférico”, que hoy por hoy conecta varias zonas de La Paz, convirtiéndose en uno de los principales medios de trasporte de los ciudadanos de esta zona del altiplano boliviano.

Muy cerca de La Paz, tomando un autobus hacia “Mallasa” (sur de la ciudad), aproximadamente a unos 40 minutos de viaje, se encuentra uno de los sitios más espectaculares que he conocido: “El Valle de la Luna” que según nos contaron su nombre fue dado por Neil Armstrong el primer hombre en pisar la luna, quien visitó el país en el año 1969. Este lugar es como un desierto de estalagmitas que brotan desde el suelo. El acceso tiene un costo módico, dentro del mismo hay senderos debidamente señalizados, el recorrido completo, con las respectivas paradas fotográfica no les tomará más de 1 hora y media.

Luego de un día de descanso en La Paz, el siguiente destino es el lago más alto del mundo: “Titicaca” (3.812 msnm), este hito geográfico es compartido por los países de Perú y Bolivia, para llegar se toma un bus en La Paz, desde la zona del cementerio, con rumbo a Copacabana, ciudad a las riberas del lago, y que es el punto de partida para visitar. El viaje desde La Paz dura unas 4 horas aproximadamente, cruzando primero el estrecho de Tiquina, en dónde los buses se suben a unas gabarras, y los pasajeros cruzan en bote, para luego seguir por carretera y llegar a Copacabana.

Una vez en Copacabana, se pueden tomar tours desde las agencias locales hacia el lago, o también negociar directamente con los dueños de los botes que están en el puerto, creo que la segunda opción es la más económica, especialmente si van en grupo pueden tener el bote solo para ustedes, y quienes los manejan ya conocen la ruta y les llevarán a los principales atractivos del lago, como las islas del Sol y la Luna, las islas flotantes y todo el hermoso paisaje casi surreal que implica estar en el lago más alto del mundo, rodeado de grandes montañas cubiertas de nieve.

Luego de visitar el lago más alto del mundo, volvemos a La Paz, “Ciudad Maravillosa” , donde alistaremos las maletas para viajar a la capital del folclore boliviano, a uno de los carnavales más hermosos del mundo: “El Carnaval de Oruro” declarado por la UNESCO como  “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad”.

Oruro se encuentra solo a 3 horas y media en bus desde el terminal de buses de La Paz, esta festividad solo se la realiza el sábado y domingo de carnaval de cada año y congrega a cientos de miles de personas, por lo que es recomendable reservar hoteles con varios meses de anticipación.

El Carnaval de Oruro es una festividad pagana y religiosa, que rinde culto y devoción a la Virgen del Socavón, las fraternidades o grupos folclóricos del país y del mundo, se preparan durante todo el año para desfilar al son de morenadas, tinkus, y demás ritmos tradicionales de Bolivia, son miles de participantes que recorren las calles de Oruro hasta llegar al santuario de la Virgen del Socavón, es una celebración que empieza muy temprano por la mañana y durante el sábado y domingo de carnaval, culmina a altas horas de la noche.

La cantidad de gente que asiste cada año es impresionante, durante estas fechas la capacidad hotelera de la ciudad sobrepasa sus límites y no logra abastecer el hospedaje a los turistas, por lo que, la propia gente de la ciudad arrienda los cuartos de sus casas, en las que muchas veces, pueden dormir varias personas en una sola cama, también se ven varias carpas en las calles y terrenos vacíos, donde los viajeros aprovechan para descansar. En el aeropuerto que posee la ciudad se pueden ver aviones aterrizar, uno trás de otro, me contaban que hay mucha gente boliviana que vive en otros países, que incluso paga vuelos privados por venir a bailar en el carnaval.

Después de 2 días de carnaval, llenos de música andina, colores y mucho baile, estoy listo para viajar al último lugar que visitaré en Bolivia, el desierto de sal más grande del mundo: El Salar de Uyuni.

Desde Oruro se puede llegar de dos maneras a Uyuni, por tren, con una duración de 7 horas de viaje, y en bus, con una duración de 4 horas y media aproximadamente, el costo del tren es mucho más alto que el del bus, además que en tren se sale en la noche, todo el viaje será a oscuras, y llegarán muy temprano a la estación de Uyuni, mi recomendación es ir en bus, en algún horario de la mañana y así lleguen al medio día para que puedan disfrutar de una buena comida, hacer compras y descansar una noche, antes de empezar una de las aventuras más espectaculares de su vida.

El Salar de Uyuni tiene una superficie de más de diez mil kilómetros cuadrados, cuando eres un viajero que no tiene mucha idea de como es un salar, solemos pensar que acceder al salar sería algo no muy complicado, que poder ver el efecto espejo estaría solo saliendo del hotel, y pues déjenme decirles que estamos muy equivocados. Para entrar al salar, al menos que vayas en tu propio auto 4×4, la única forma es hacerlo contratando agencias, las mismas que poseen choferes profesionales con amplio conocimiento de la zona, con flotas de automóviles 4×4. Los tours los pueden contratar el día que llegaron a la ciudad de Uyuni, en la calle de la estación del tren hay varias agencias que les podrán ayudar hacer de su aventura en el salar una de las mejores que han tenido en su vida. Hay tours de 1, 2, 3 y 4 días, yo recomiendo el tour de 3 días dentro del salar, ya que también podrán viajar a la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa, en donde están las lagunas de colores, piscinas de aguas termales, flamingos andinos, geysers, volcanes, noches con millones de estrellas y un sin fin de paisajes que nos llevan de viaje al inicio de los tiempos de la Tierra.

Los meses ideales para visitar el Salar de Uyuni, y poder mirar del efecto espejo, es en la época de lluvias, que van desde diciembre hasta marzo aproximadamente.

Bolivia es uno de mis países favoritos de América del Sur, no solo por sus paisajes, sino también por su gente, por su comida, el costo de vida es relativamente barato en relación a sus países vecinos, dependiendo de como se traten en los viajes, en una aventura de 12 días en Bolivia, en promedio podrían gastar entre $500 y $1.200 dólares, siendo la primera opción algo nada ostentoso, y la segunda opción, tratándose muy bien.

Gracias por leerme, si tienen alguna pregunta, no duden en escribirla en los comentarios de esta entrada.